8 curiosidades históricas sobre el Muro de Berlín

Por Leticia Pérez  

El Muro de Berlín, llamado en alemán Berliner Mauer, separó la RDA (República Democrática de Alemania, más conocida como la Alemania del Este) de la RFA (República Federal de Alemania, la Alemania del Oeste) desde el 13 de agosto de 1961 hasta el 9 de noviembre de 1989.

Las imágenes de la noche de su caída con los berlineses rompiendo la estructura con martillos, celebrando el acontecimiento emocionados y reuniéndose por fin con sus compatriotas del otro lado, después de treinta años separados, recorrieron todo el mundo y marcaron el fin de la Guerra Fría y el comienzo de la globalización en un mundo sin bloques.

El muro se construyó en poco más de una noche

 Este hecho es uno de los más curiosos y difíciles de creer con respecto al Muro de Berlín. La noche del 13 de agosto de 1961 cerraron la frontera que separaba la Alemania del Este de la Alemania del Oeste y empezaron a levantar un muro.

En 24 horas rodearon 160 km de la ciudad de Berlín y sus alrededores con un muro muy precario. Con el paso del tiempo fueron reforzándolo y haciéndolo más alto.

¿Por qué se construyó el muro?

¿Por qué se contruyó el muro?

La razón principal de que la RDA decidiera construir un muro fue que los alemanes del Este no emigraran al Oeste. Aunque antes de 1961 ya existían los dos bloques, estos no estaban separados y como las condiciones de vida eran más fáciles en la RFA, muchísimos alemanes de la RDA pasaban a ese lado y una vez allí pedían asilo y no volvían al Este.

Este hecho, sostenido en el tiempo, estaba acabando con la fuerza laboral de la RDA, que decidió levantar un muro para evitar la emigración masiva de su población.

Algunas personas lo cruzaban legalmente

Eran muy pocos los alemanes del Este que podían pasar con un permiso al Oeste. Estos permisos eran prácticamente imposibles de conseguir. En cambio para las personas del Oeste sí era posible conseguir pases al Este por unas horas. Este hecho era aprovechado por algunas personas para establecer un mercado de contrabando de productos del Oeste que no existían en la Alemania comunista.

Hubo muchas personas del Berlín del Este que intentaron cruzar al Oeste arriesgando su vida, ya que la zona estaba fuertemente vigilada por soldados en ambos lados del muro. Había 31 puestos de control y 186 torres de vigilancia. 

Unas 100.000 personas intentaron cruzar, pero solo tuvieron éxito entre 5.000 y 10.000, el resto fueron apresados o murieron en el intento.

¿Por dónde pasaba el Muro?

El Muro de Berlín no seguía un trazado en línea recta. Los 45 kilómetros de Muro que partían Berlín en dos discurrían en zig zag y a veces siguiendo una lógica incomprensible, tanto que incluso dividió casas en dos partes. A día de hoy aún se puede ver los lugares por donde pasaba el muro porque están marcados en el asfalto con otro tipo de piedras. Otra forma de saber si te encuentras en el Este o en el Oeste es fijarse en las figuritas de los semáforos, que son diferentes en el Este.

Los graffitis del Muro

Los graffitis del Muro

Físicamente el muro era muy diferente en cada uno de los lados. En el lado del Oeste, un montón de artistas urbanos se dedicaron a pintar graffitis y murales que le daban un aire alegre y denunciaban la vergüenza de la existencia del muro. En cambio en el Este estaba prohibido acercarse al muro y este lucía completamente gris.

¿Por qué cayó el Muro de Berlín?

La caída del Muro de Berlín fue la culminación de un proceso que se conoce como la Friedliche Revolution (la revolución pacífica). En el otoño de 1989 se sucedieron muchas manifestaciones de la población de Alemania del Este reclamando una apertura democrática. Por otro lado Moscú y otros países del bloque comunista empezaban a estar debilitados y sabían que tenían que abrir las fronteras. Esto desembocó en la noche de la caída del muro.

La fecha de la verdadera caída del Muro

A pesar de que las famosas imágenes de la demolición del Muro son del 9 de noviembre de 1989, los puestos de control se mantuvieron hasta el 1 de julio de 1990, fecha en la que dejaron de ser operativos.

Conclusión

Además del kilómetro y poco más de muro que aún se conserva tal y como estaba durante las décadas que partió Berlín en dos, es posible encontrar pequeños trozos de muro en muchas otras ubicaciones de la ciudad. Por otra parte todavía se venden piedras más pequeñas que una mano, que se asegura que pertenecían al muro, aunque no es tan fácil comprobarlo.



Si deseas leer más artículos parecidos a 8 curiosidades históricas sobre el Muro de Berlín, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Historia.