8 curiosidades sobre el Mar Muerto

Probablemente hayas escuchado hablar del Mar Muerto, el cual es un lugar muy especial de nuestra Tierra, ubicándose en parte de la frontera entre Jordania (al este) e Israel (al oeste). Probablemente lo hayas leído en la Biblia o lo habrás visto en algún documental sobre Tierra Santa, pero seguro que hay varias cosas que aún no sabías de este fantástico lugar.

No es un mar ni está muerto

Si bien en los idiomas latinos, como el inglés, español o portugués, este lugar se ha traducido como Mar Muerto (Dead Sea en inglés), en el lenguaje hebreo se llama Mar de Sal o bien Mar Oriental. Fueron los romanos quienes lo llamaron Mar Muerto al equivocadamente pensar que era un mar y que estaba muerto (sin vida). Es verdad que si nos bañamos en él, no veremos peces, pero sí se ha descubierto que existe vida bacteriana así como fúngica (hongos).

Su alta salinidad

Quizás hayas ya escuchado que el Mar Muerto se destaca por contener gran cantidad de sal. Lo que quizás no sabías es que su concentración de sal es de 34%, lo cual equivale nada más y nada menos que 10 veces más que el océano (el cual ya es muy salado como hemos podido notar cuando nos bañamos en la playa). Ahora bien, no es el lago más salado, pues hay algunos pocos lagos que tienen una concentración de 35% de sal: el lago Assai en Djibouti, el lago Vanda en la Antártida y el Lago Garabogazköl en Turkmenistán.

El lugar más bajo de la Tierra

La superficie de sus aguas y sus orillas están ubicadas a 423 metros bajo el nivel del mar, lo que convierte a este lugar en el pedazo de tierra más bajo del planeta. Asimismo, la carretera. No olvidar que el lugar más profundo de la superficie continental de la Tierra es el abismo de Challenger, a casi 11 km bajo el nivel del mar.

Los rollos del Mar Muerto

Hasta 1947 los manuscritos bíblicos más antiguos que se disponían eran el códice de Alepo y el códice de Leningrado, los cuales tenían cerca de 1.00 años de antigüedad. Eso hasta que se encontraron los famosos rollos del Mar Muerto, un descubrimiento que sacudió a la arqueología bíblica. Se estima que la antigüedad de los rollos es de cerca de 2.000 años, y se cree que se lograron preservar en buen estado debido al clima seco del desierto (de la misma forma que el clima desértico ha mantenido momias en buen estado al norte de Chile). Lo curioso es la forma en que se encontraron: un pastor había perdido una oveja y comenzó a lanzar piedras dentro de unas cuevas en la zona, hasta que escuchó un sonido extraño que ellas emitían, dando a entender que dentro de ellas había algún objeto sólido. Efectivamente, eran vasijas que albergaban los antiguos rollos, los cuales actualmente se encuentran en Jerusalén.

 

Aparece mencionado en la Biblia

El Mar Muerto ha sido habitado desde tiempos pre-bíblicos, por lo que no es de extrañar que algunos pasajes en la Biblia hagan referencia a este lago salado, aun cuando en el texto bíblico no se lo nombre de esta forma, sino que se usaba el nombre de “mar Salado” o “mar de Arabá”, entre otros. De hecho, se dice que el rey David se refugió aquí, y se sabe que el rey Herodes el Grande tenía aquí un resort para tratamientos de la salud. Algunos versículos que lo nombran son:

  • Génesis 14:3 (“valle de Sidim”)
  • Deuteronomio 3:17 (“mar de Arabá”)
  • Números 34:12 (“mar Salado”)
  • Josué 3:16 (“mar de Arabá”)
  • Joel 2:20 (“mar Oriental”)

El lago hipersalino más profundo

Ya vimos que el Mar Muerto no es lago más salino del mundo, pues hay al menos 3 lagos que le ganan en concentración de sal. Sin embargo, el Mar Muerto sí es el lago hipersalino más profundo, con una profundidad máxima de 298 metros. Un lago hipersalino es el que tiene concentraciones de cloruro de sodio u otra sales minerales que sobrepase a las de los océanos.

Se puede flotar en él

La salinidad del Mar Muerto es tan alta que se puede flotar en él sin problemas, lo cual la diversión de todos quienes se bañan en sus orillas. En este sentido, es similar al Gran Lago de Sal que está ubicado en Utah (E.E.U.U). 

Es un lugar de sanación

El Mar Muerto se ha convertido en un lugar a donde muchas personas van a hacerse tratamientos de diversos tipos, por varias razones: el bajo contenido de pólenes y alérgenos en la atmósfera, la baja radiación ultravioleta (por estar bajo el nivel del mar), una mayor presión atmosférica (por lo mismo) y, claro está, por los componentes minerales del agua. Algunas de las afecciones tratadas aquí son la psoriasis, rinosinusitis y osteoartritis, entre otros.



¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
3.318 votos, promedio: 3,97 de 5
Cargando…