Los emperadores romanos más crueles de la historia

Por Leticia Pérez, Profesora de Historia. Publicado el 17-06-2019.  

Para muchos el Imperio Romano es sinónimo de civilización y para otros es sinónimo de barbarie. Sin embargo, ambas opiniones son acertadas. El Imperio Romano ha sido uno de los más grandes y poderosos de la historia, comparable quizás con la extensión del Imperio Español, pero con una influencia que ha trascendido en la historia y las fronteras. Hoy en día vivimos con legados del Imperio Romano, desde el pastel de bodas hasta las estrategias de gobiernos militares.

El Imperio Romano contó con distintos emperadores que han marcado distintos momentos de grandeza y declive, y aunque cada gobernante lideró un sinfín de guerras e invasiones, hay algunos que han dejado su huella en la historia por haber sido los más terribles y sangrientos.

Calígula

Cayo Julio César Augusto Germánico es el nombre completo de este césar -el tercer emperador del Imperio Romano- que nació el 31 de agosto del año 12 d.C.. Calígula murió asesinado por sus propios guardias el 24 de enero del año 41, tras un corto gobierno lleno de ejecuciones, tortura y violaciones.

Calígula fue el responsable de la ampliación de los puertos de Regium y Sicilia, de la construcción del Templo de Augusto y el Teatro de Pompeyo, la remodelación del Palacio Imperial, la construcción de los acueductos de Aqua Claudia y Anio Novus, y de la construcción de nuevas carreteras, canales y embarcaciones. Sin embargo, Calígula no tiene un lugar en la historia por estos logros de su gobierno.

Se dice que Calígula nació con locura genética, y suele ser catalogado como psicópata y antisocial y en tener conductas de magalomanía, paranoia, manipulación, corrupción y depravaciones sexuales, tales como el incesto y la violación de las esposas de los senadores. Se dice que Calígula no tenía problemas con consumir alimentos mientras observada la tortura y el asesinato de alguno de sus compañeros de la política. De la misma forma, violó a un sinfin de mujeres, incluidas sus tres hermanas y la hermana de su esposa. Se dice también que “era delito capital mirarle desde lo alto cuando pasaba, o pronunciar, con cualquier pretexto que fuese, la palabra cabra“. Su frase más celebre es “Que me odien, con tal de que me teman.”

Nerón

Nerón Claudio César Augusto Germánico nació el 15 de Diciembre del año 37 y murió el 9 de Junio del año 68, fue emperador del imperio romano desde el año 54 hasta el 68. Fue el último emperador de la dinastía Julio-Claudia, ya que accedió al trono tras la muerte de su tío Claudio, quien anteriormente lo había adoptado y nombrado como sus sucesor por encima de su propio hijo, Britanicus.

Aunque el gobierno de Nerón nunca se caracterizó por su efectividad, Nerón procuró llevar un régimen tranquilo. Descuidó las necesidades económicas y políticas del pueblo romano, y hacía grandes efemérides y orgías para satisfacer sus necesidades. Sin embargo, después de la muerte de su madre, la única persona que podía controlarlo -por encima de sus consejeros Burro y Séneca- Nerón perdió los estribos. Ordenó a que se realizara una matanza en las calles de Romay mandó a ejecutar a un grupo de senadores que “conspiraban en su contra”. Según un escritor de la época “la ciudad estaba llena de cadáveres”.

Mandó a asesinar a su esposa después de enamorarse de un joven griego llamado Esporo, a quien mandó a castrar y a vestir como mujer.

Domiciano

Nombre completo Tito Flavio Dominiciano, nacido en Roma el 24 de octubre de 51 y fallecido el 18 de septiembre de 96. Dominiciano fue emperador del Imperio Romano desde el 14 de octubre de 81 hasta su muerte el 18 de septiembre de 96. Fue el último emperador de la dinastía Flavia, la cual reinó sobre el Imperio romano desde el año 69 hasta el año 96.

Hay quienes dicen que el Apocalipsis de San Juan fue escrito a partir del reinado de terror del emperador romano. Este gobierno tuvo una de las primeras persecuciones judías y cristianas de gran escala. Dominiciano también asesinó a varios políticos importantes, asesores y amigos por estar en desacuerdo con sus ideas menos tiránicas.

Dominiciano fue asesinado por un grupo de amigos quienes lo acuchillaron en simultáneo sin compasión.

Cómodo

Hijo del ilustre y admirado Marco Aurelio, uno de los mejores emperadores de Roma. Sin embargo Cómodo no contaba con los mismos talentos y virtudes de su padre.

Cómodo estaba obsesionado con la muerte y era un fanático de las luchas de gladiadores, e incluso llegó a participar en varias de ellas. Catalogó a todos los paralíticos, cojos, enfermos, jorobados como indeseables y mandó a que lucharan hasta la muerte en la arena. De la misma forma, Cómodo amaba asesinar animales. Se dice que en un solo día asesinó a 100 leones, 3 elefantes y 10 avestruces.

Los senadores intentaron asesinarlo con veneno, pero este plan no funcionó ya que Cómodo vomitó todo lo ingerido.
Después de esto, el Senado envió al luchador favorito del emperador, un gladiador llamado Narciso, quien estranguló a Cómodo mientras éste tomaba un baño.

Caracalla

Nombre completo: Lucio Septimio Basiano. Nacido en la actual Lyon (Francia) en el año 188 d.C. Caracalla fue emperador de la dinastía de los Severos.

Caracalla asesinó a su hermano y co-emperador (puesto que le dejó su padre en herencia) Geta, ya que no confiaba en él, pues sospechaba que estaba intentando conspirar para quitarle el trono. Este hecho fue llevado a una obra de teatro en Alexandria, Egipto, donde el emperador se convirtió en la burla de los habitantes. Cuando Caracalla se enteró de esto, viajó con su ejército hasta Alexandría y mató a 20.000 ciudadanos. También se registraron saqueos, incendios y violaciones a lo largo de toda la ciudad.

Fue asesinado por uno de sus guardias, mientras orinaba en una carretera de las afueras de Roma.



Fecha de actualización: 27-11-2019. Cómo citar: Pérez, Leticia (17-06-2019). "Los emperadores romanos más crueles de la historia". En: Yoopit.com. Disponible en: https://www.yoopit.com/emperadores-romanos-mas-crueles-de-la-historia/
Leticia PérezLeticia Pérez

Apasionada de los libros, la cultura y nuestro pasado, profesora de historia por Universidad Complutense de Madrid.