Cómo enseñar a sumar y restar

Cómo enseñar a sumar y restar

Cada pequeño aprende a un ritmo distinto y cuenta con su particular manera de asimilar los conocimientos. Sumar y restar son las bases del aprendizaje de las matemáticas, el manejo del dinero y la resolución de problemas de diversa índole.

En el ámbito escolar se hace principal hincapié en fomentar la destreza matemática de los pequeños. La enseñanza de las matemáticas es bastante intensa, ya desde los primeros años de formación escolar. Se sabe que más de cincuenta por ciento del tiempo que un niño pasa en el primer grado escolar será para aprender sumas y restas.

Sin embargo no es preciso aguardar a que los niños ingresen al primer año escolar para que inicien el aprendizaje de las matemáticas. De hecho, desde los tres años los pequeños pueden comenzar el aprendizaje artimético. Se han presentado casos de niños que a esta corta edad consiguieron aprender a restar y sumar.

A continuación te ofrecemos algunos consejos para enseñar a los niños a sumar y restar. Son sencillas y prácticas recomendaciones de gran efectividad didáctica.

 Cómo enseñar a sumar y restar

Paso a paso

Toma diversos objetos y pregúntale al pequeño cuántos estas sosteniendo. Debes iniciar con pocos objetos, como dos o tres. Para este objetivo también son útiles las canicas o monedas. El objetivo de esta dinámica es que el niño logre llevar la cuenta de los objetos mentalmente.

Secuencias simples

Debes pedirle al niño que intente contar hacia adelante en el caso de las adiciones y hacia atrás para las sustracciones. Como ejemplo, si buscas que el pequeño sume 3 más 3, deberás enseñarle a contar 5,6. Para restar 5 menos 3, hay que enseñarle a contar, 4, 3, 2.

Un truco valioso

Otra provechosa práctica es invitar al pequeño a que realice marcas en una hoja de papel para facilitarle la tarea de sumar y restar. Lo anterior se consigue realizando cuatro marcas y posteriormente una quinta que cruce las previas en sentido diagonal.

Cuestión de memoria

Es importante enseñarle al niño a que memorice la suma y diferencia de dobles hasta el número 20. Conviene iniciar con 1+1, 2+2, etc. Posteriormente hay que enseñarle 1-1, 2-2 y así de manera sucesiva. Una vez que el pequeño consiga memorizar esos dobles, le será sencillo añadir números como 3 más 4, puesto que él sabrá que únicamente debe sumar 1 al 6 para llegar al 7.

Los niños pueden aprender matemáticas mientras se divierten. Diseña juegos en los que se tenga que contar objetos. Toma varios objetos de peluche y crea una narración acerca de ellos. Pregúntale al niño cuántos personajes quedarían si algunos se fueran a dormir o a bañar. Los juegos ayudarán a los pequeños a que aprendan a sumar y restar de un modo más entretenido.



Sabías qué...

No enseñes a los niños contar con los dedos, puesto que puede transformarse en un hábito complicado de dejar en el porvenir.

¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
871 votos, promedio: 3,99 de 5
Cargando…