Cómo identificar el complemento directo e indirecto

Por Laura Rodríguez  

En el idioma español, los verbos suelen estar acompañados de ciertos elementos que los complementan, siendo esa precisamente su función en el entramado sintáctico. Los dos más importantes son el complemento directo y el complemento indirecto.

El primero de ellos, también llamado objeto directo, es la cosa, animal o persona sobre la cual recae la acción mencionada por el verbo. Por lo general va después del verbo y carece de preposición (“a” es la única preposición que puede ir con un complemento directo). El objeto directo no tiene que corresponder con el verbo en la persona o el número.

Verbos transitivos e intransitivos

Se denominan “verbos transitivos” a aquellos que no pueden integrar un predicado completo solo, requieriendo de un complemento directo para cobrar cabal sentido. Ejemplos de esta clase de verbos son: mirar, leer o comprar. Los verbos intransitivos, por su parte, son aquellos que no pueden llevar un complemento directo. Ese es el caso de: florecer, nacer, llorar o morir.

Identificar el complemento directo

Una efectiva manera de identificar al complemento directo es la siguiente: preguntar al verbo “¿a quién?” o “¿qué?”.

Por ejemplo: La semana anterior fui al cine a ver una película. ¿Qué vi la semana anterior? La respuesta (el complemento directo) es “una película”.

Es posible reemplazar los pronombres la(s), lo(s) de acuerdo al número y género gramatical.

Por ejemplo: El mes pasado fui a Canadá a ver a mi tía -  El mes pasado fui a Canadá a verla

Me comí todos los frutos - Me los comí todos

Hay que considerar que en países como España, también se utiliza el pronombre le(s) en un contexto de este tipo para hacer referencia a personas.

Por ejemplo: El día anterior fui a la escuela a ver a José - El día anterior fui a verle.

Complemento directo como objeto

Si el complemento directo es un objeto se le puede reemplazar por “esas cosas” o “eso”.

Por ejemplo: voy a la granja por leche - voy a la granja por eso.

También tenemos el caso de las oraciones pasivas, con el complemento directo transformado ensujeto paciente.

Por ejemplo: Voy a la biblioteca a leer un libro - El libro va a ser leído en la biblioteca.

No obstante, hay que tomar en cuenta que en ciertos casos esta conversión no puede darse.

Identificar el complemento indirecto

Se entiende por objeto o complemento indirecto a la cosa, animal o persona que recibe de manera indirecta el daño o beneficio derivado de la acción referida por el verbo. Por lo general se presenta con las preposiciones “para” y “a”.

Por ejemplo: Compré dulces para mi hijo.

Una manera efectiva de identificar el complemento indirecto es interrogar al verbo acerca de “¿a quién” o “¿para quién?”

Con respecto a la oración mencionada “compré dulces para mi hijo”, ¿para quién compré dulces?  Para mi hijo.

Pero además, el complemento indirecto puede ser reemplazado por le(s) sin importar si el objeto indirecto es masculino o femenino.

Por ejemplo: Dediqué una nota a María - Le dediqué una nota.



Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo identificar el complemento directo e indirecto, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Lenguaje.