¿Cuales son las 7 maravillas del mundo antiguo?

Cuáles son las 7 maravillas del mundo antiguo

La tendencia del ser humano a confeccionar listas con lo mejor y lo peor de algún tema en particular se pierde en los albores de la civilización. Así pues, vamos a conocer hoy una de las más antiguas que se conoce, que son las 7 maravillas del mundo antiguo.

No obstante, cabe remarcar que fueron diferentes historiadores y viajeros griegos los que elaboraron listas con los mejores monumentos que la humanidad había sido capaz de crear. Sin embargo, en cuanto al mundo antiguo, el pintor Maerten van Heemskerck, en el siglo XVI, creó 7 cuadros en los que se representaban siete edificios fabulosos de antaño, y finalmente, ha sido la oficial y aceptada por todos.

Aun así, es destacable que de ciertos lugares de las 7 maravillas del mundo antiguo no ha quedado constancia contrastada de su verdadera existencia, y no todos los autores coincidían en señalar las mismas. Cuáles son las 7 maravillas del mundo antiguo

Gran Pirámide de Guiza

Gran Piráminde de Guiza

El orden aceptado en cuanto a las 7 maravillas del mundo antiguo es por antigüedad. Así pues, la primera es la Gran Pirámide de Guiza, que data del año 2750 a.C. Este impresionante edificio se construyó en Egipto para el faraón Keops, aunque no se conoce todavía con qué motivo fue levantado. Es sin duda la más grande de cuantas sabemos su existencia y la más famosa de cuantas quedan en pie hoy en día.

Jardines Colgantes de Babilonia

Jardines Colgantes de Babilonia

Aunque aún no se sabe a ciencia cierta si existieron realmente o son un mito, e incluso si se ubicaban en Babilonia, se cree que los Jardines Colgantes de Babilonia estaban en la citada zona, que actualmente es Irak. Fueron creados entre los siglos VII y VI a.C. y se mantuvieron en pie durante 500 años, hasta que la ciudad cayó en manos de los persas.
Recientemente se encontraron vestigios de estos fabulosos jardines, y se ha descubierto que al parecer, no estaban en Babilonia, sino a unos kilómetros de la ciudad.

Templo de Artemisa

Templo de Artemisa

El Templo de Artemisa se ubicaba en Éfeso, hoy día Turquía, y mandado construir por el rey Creso en el año 550 a.C. Fue destruido dos siglos después en un incendio intencionado, aunque vuelto a levantar tras tres décadas por Alejandro Magno, que hizo que Grecia volviese a vivir un tiempo de esplendor y adoración por los dioses.

Estatua de Zeus de Olimpia

Estatua de Zeus de Olimpia

En Olimpia esculpió el célebre artista Fidias una Estatua de Zeus dentro del templo dedicado al dios de dioses que era la admiración de los griegos y cuantos visitaban la ciudad por el tamaño y realismo de la obra. En esta célebre ciudad tienen su origen los hoy conocidos Juegos Olímpicos.

Mausoleo de Halicarnaso

Mausoleo de Halicarnaso

Ubicado en la ciudad del mismo nombre, el Mausoleo de Halicarnaso fue levantado por Mausolo, sátrapa persa, y acabado por Artemisa, su mujer, a mediados del siglo IV a.C. En la época, cuando la arquitectura usaba diferentes colores en los edificios, una gran mole de blanco espectacular sobresalía sobre el resto de la geografía urbana del lugar.
Tras levantar este mausoleo, todos los edificios construidos con similares fines hasta nuestros días se conocen con este nombre genérico.

Coloso de Rodas

Coloso de Rodas

No se sabe mucho sobre esta gran estatua, el Coloso, salvo que se ubicó en la isla de Rodas a finales del siglo III a.C., en plena ciudad, en honor a los rodios, que derrotaron en batalla a Demetrio Poliorcetes. Debió ser un impresionante coloso forjado para mostrar la grandeza de los valientes habitantes de la zona, aunque no quedan vestigios de él en la actualidad.

Faro de Alejandría

Faro de Alejandría

La última de las 7 maravillas del mundo antiguo es el Faro de Alejandría, ubicado en la ciudad del mismo nombre desde mediados del siglo III a.C. en la isla de Pharos. Su misión era guiar a las embarcaciones hacia cualquiera de los dos puertos de la población. Finalmente, debido a su ubicación en Pharos, dio nombre a todos los edificios similares, que hoy conocemos con faros.

Estas son hoy día las 7 maravillas del mundo antiguo aceptadas por todos en la lista oficial definitiva que lleva vigente durante cuatro siglos. Sin embargo, parece ser que hubo otras clasificaciones que incluían obras como la muralla de Babilonia, por ejemplo.



Sabías qué...

En realidad, la palabra maravillas no era la que usaron los griegos en su tiempo, y todo viene de un error de traducción. Lo que aquellos historiadores escribieron se referían a “algo que ver”, que se redacta como “theamata”, y no maravilla, que es “thamata”.

Así pues, los griegos estimaban sus listas como las 7 cosas que ver, y no las 7 maravillas, refiriéndose a lugares levantados por el hombre dignos de ser conocidos, y no construcciones que maravillasen al espectador.

¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
871 votos, promedio: 3,98 de 5
Cargando…