Saltar al contenido

Las 10 obras más importantes del Museo del Prado

Las 10 obras más importantes del Museo del Prado

El Museo del Prado, ubicado en la gloriosa ciudad de Madrid, tiene una de las colecciones más impactantes del mundo entero. El tamaño de su colección es solamente comparable con la del Museo del Louvre, en París y el British Museum en Londres. Es prácticamente imposible ver la colección en uno o dos días de visita. Es por esto que los visitantes prefieren ir directamente a donde están sus obras favoritas.

 

Las 10 obras más importantes del Museo del Prado
Imagen de la lista 1

Una de las obras más famosas de Diego Velázquez realizada en 1656. La obra consiste en un maravilloso retrato de la infanta Margarita (vestida de blanco) rodeada de sus sirvientes y las damas de la corte. La importancia de este cuadro recae en la asombrosa habilidad de Velázquez de crear composiciones complejas, hacer uso de la perspectiva, de retratar la luz y de crear atmósferas particulares. Este cuadro ha sido analizado hasta el cansancio, ya que está repleto de simbologías a través de los personajes que componen la imagen, como por ejemplo en el reflejo lejano de los reyes de España, la presencia del propio artista en el cuadro etc. 

Imagen de la lista 2

Realizado en el año 1498 por Alberto Durero. Este autorretrato muestra al pintor con un paisaje montañoso de fondo, con vestimenta aristocrática y con una mirada severa. El trabajo de Durero es conocido por su asombrosa capacidad de capturar detalles, por su trazo preciso, por su realismo a la hora de capturar la figura humana y los paisajes y el uso de una gama de dorados absolutamente maravillosos. Hay una pequeñísima inscripción debajo del marco de la ventana que lee: “1498, pinté este cuadro de acuerdo a mi figura. Este es el Alberto Durero de 26 años.” Sin duda Durero quedó satisfecho con su creación. Este cuadro llegó a las manos del rey Felipe IV gracias a una venta de obras de arte realizada por el Rey Carlos I de Inglaterra

Imagen de la lista 3

 

Tríptico realizado entre 1500 y 1505 por Hieronymus Bosh. En la obra se muestran tres escenas: el panel izquierdo dedicado al Paraíso, con la creación del mundo, de Adán y Eva y la fuente de la vida¸ el panel derecho dedicado al infiernoEl panel central es el mismísimo Jardín de las delicias, donde la raza humana dedica su vida a satisfacer sus placeres carnales y a realizar actos pecaminosos para satisfacerse a sí mismo. Aunque pareciera ser una obra con intenciones moralizantes bastantes simples, esta es una de las obras más complejas y enigmáticas de El Bosco. Pareciera ser una obra surrealista, pero realmente es una del renacimiento flamenco.

Imagen de la lista 4

 

Realizado por el maestro Francisco de Goya y Lucientes en el año 1814. Esta obra muestra un retrato de las ejecuciones a patriotas españolas a mano del ejército de Napoleón, como consecuencia a su alzamiento en contra de la ocupación francesa en mayo de 1808. Es una escena dramática y llena de tensión, que se enfatiza gracias al uso del claroscuro y la detallada representación gestual y psicológica de los personajes involucrados. La parte inferior izquierda del cuadro todavía conserva los daños realizados en la pintura gracias al traslado que se realizado durante la guerra civil española.

Imagen de la lista 5

 

Realizada por el español Juan Sánchez Cotán en 1602. Este cuadro es el retrato de los alimentos que reposan dentro de una estantería de cocina de la época. Es una rica composición llena de sobriedad e intimidad. Además, está realizada con un impactante realismo, logrado no solo por la exactitud del trazo, la viveza de los colores, sino también por el buen uso de la luz y las sombras.

Imagen de la lista 6

 

Realizada de 1795 a 1800 por Francisco de Goya y Lucientes. Se dice que la hermosísima – y hoy en día inmortal- mujer retratada es la Duquesa de de Alba pero también se ha identificado como Pepita Tudó, amante de Godoy – primer dueño de la famosa obra- en 1797. Este cuadro acompaña a La Maja VestidaLa Maja Desnuda es un maravilloso ejemplo del desnudo tradicional español, aunque la mirada atrevida de la modelo, mirando directamente al espectador a los ojos, haya sido uno de los más importantes avances de la obra.

Imagen de la lista 7

 

Realizado en 1425 por el renacentista italiano Fra Angelico en el monasterio de Santo Domenico en Florencia. El panel central muestra a Adán y Eva siendo expulsados del paraíso y la anunciación del Ángel Gabriel a la Virgen María. Es un retrato de la maldición y la salvación de la humanidad. Abajo, vemos escenas de la vida de María: su nacimiento, su boda con José, el nacimiento de Cristo, etc. Es una obra meticulosa en detalles naturales y humanos.

Fra Angelico le dedicó su vida al arte religioso. Su estilo se define por la unión del estilo gótico tardío con el nuevo lenguaje renacentista. En su obra también vemos ciertos avances claves en cuanto al uso de la perspectiva.

Imagen de la lista 8

 

Realizado por José de Ribera (también conocido como El Españoleto) en el año 1631. El cuadro es un retrato de Magdalena Ventura, famosa mujer que llegó hasta el Palacio Real debido a su insólita barba y facciones masculinas. El encanto que desarrolló el virrey Fernando Afán de Ribera, lo llevaron a querer documental tal rareza. El cuadro está lleno de simbología femenina y de mucha calma e intimidad, logrando que el retrato sea sumamente respetuoso y no una obra sensacionalista que busca exaltar las rarezas humanas.

Imagen de la lista 9

 

Realizado hacia 1578 y 1580 por Doménikos Theotokópoulos, también conocido como El Greco. Es un lienzo de su primera etapa española y es una de sus obras más importantes. La persona retratada es de identidad desconocida, aunque algunos afirman que es el Marqués de Montemayor o Miguel de Cervantes. En su tiempo se convirtió en la representación clásica del español del Siglo de Oro. Manuel Machado dedicó un poema a esta pintura, con el mismo nombre:

Este desconocido es un cristiano

de serio porte y negra vestidura,
donde brilla no más la empuñadura,

de su admirable estoque toledano.

Imagen de la lista 10

 

Realizado por Peter Paul Rubens en 1615. Esta imagen muestra a tres hermosas y sensuales jóvenes desnudas, que celebran la fecundidad de la tierra, ya que una de las jóvenes se identifica con Ceres, diosa de la fecundidad y las cosechas. El tema de la Naturaleza como constante generadora de vida es frecuente en la pintura de Rubens, que a menudo lo asocia a la sexualidad. Rubens también es conocido por su forma de retratar la piel humana y el cuerpo femenino. En este caso, al situar la cornucopia entre las piernas de una de las ninfas, Rubens seguramente pretende utilizar el simbolismo sexual para enfatizar la idea de la abundancia y fecundidad de la Naturaleza. Las frutas y animales fueron pintadas por Frans Snyders.


Sabías qué...

El Museo del Prado fue inaugurado el 19 de noviembre de 1819, bajo el reinado de Fernando VII, con la denominación de Museo Real de Pinturas. Recibe este nombre porque fue construido en el llamado “Prado de los Jerónimos”, terrenos cercanos al Monasterio de San Jerónimo el Real. La creación de un Museo Real de Pinturas -a imitación de lo que se estaba haciendo en otros países de Europa- fue idea del rey Fernando VII, apoyado por su esposa María Isabel de Braganza.

¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¿Qué te ha parecido el artículo? :-)
Cargando…