¿Qué es un préstamo?

Por Lucas Navarro  

Cuando una persona deja parte de su dinero a otra a cambio de un interés, lo que está haciendo se conoce como préstamo, y es la transacción económica más antigua del mundo.

Los préstamos pueden ser entre personas o con una entidad financiera. En cualquier caso, el funcionamiento es similar; después de firmado un contrato, ambas partes acuerdan que se irá devolviendo el dinero bien de forma parcial o en su totalidad, pagando la persona que recibe el préstamo una suma a mayores (interés) a modo de compensación.

Características de un préstamo

En caso de que tengas dudas sobre los elementos que componen los diversos préstamos que podrás ver en cualquier portal especializado en finanzas, se tratan de los siguientes:

  • Capital principal: Se trata del montante de dinero que se ha prestado. Dicha cantidad será devuelta al prestamista con un interés.
  • Interés: Es lo que cobraría el prestamista por dejar su dinero, y varía dependiendo del solicitante y la duración de dicho préstamo. Suele expresarse en porcentajes o en cuotas fijas de dinero.
  • Cuota: Los diversos pagos que se harán del préstamo, así como su frecuencia (mensual, semestral, etc.).
  • Plazo: La duración del préstamo. Se empieza a contar desde que se firma el contrato hasta que se devuelve todo el capital principal (más los intereses).
  • Prestamista: La persona o entidad que presta el dinero.
  • Prestatario: Es quien recibe el dinero y lo va devolviendo con intereses.

Diferencia entre préstamo o crédito

Aunque en algunos sitios lo llaman igual, en realidad no se parecen en casi nada:

  • En un préstamo se devuelve todo el dinero, mientras que un crédito se dispone de una cantidad determinada en una cuenta bancaria, utilizando solo lo que se necesite y pagando cierto interés.
  • Hablando de los intereses, estos son más altos en los créditos (más riesgo).
  • Los créditos suelen ser cantidades pequeñas para pagos puntuales, mientras que los préstamos son mayores en cantidad monetaria.

Tipos de préstamos

Hay un préstamo para cada necesidad, pero en realidad todos se reducen a dos:

  • Préstamos personales: Son préstamos de pequeña cantidad para uso personal del cliente. Dentro de estos se encuentran los de consumo por ejemplo, utilizados para comprarse un coche o pagar alguna avería de la casa.
  • Préstamos hipotecarios: De mayor cuantía que los anteriores, requieren de un aval y se utilizan sobre todo para financiar la compra de una vivienda o por ejemplo, para abrir un negocio.

Impago de préstamos

Es imprescindible que tengas claro además de qué es un préstamo cual es el más conveniente para ti, de modo que no incurras en impagos, lo que puede ocasionarte problemas legales y aparecer en la lista de morosos (ASNEF).

Lo que ocurrirá es que primero empezarán llegarte cartas de la empresa que te ha prestado el dinero incluyendo la deuda más los intereses de demora (bastante elevados).

En caso de ser un préstamo hipotecario, el aval o lo que se haya hipotecado, pasará a manos del prestamista, dando un año para efectuar el pago del préstamo si se quiere recuperar.

Por tanto, siempre conviene informase bien de todas las condiciones para evitar posibles sorpresas.



Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Qué es un préstamo?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Economía.