Cómo hacer trucos de magia con cartas

Cómo hacer trucos de magia con cartas

La magia es un arte muy entretenido tanto para ver como aprender, asombrando casi siempre a todos los presentes.
Para poder realizar un buen truco de magia, solamente necesitarás unas cartas, leer unos cuantos tips que te dejaremos aquí y mucha mucha práctica. Y un poco de paciencia, que cada truco tiene su “magia” y te llevará algo de tiempo poder recordarlo.

Llevar a cabo estos trucos es muy fácil, solo requiere distraer la atención del espectador y que no se fijen en los momentos precisos en los que debes de darle la vuelta a una carta o memorizarla.

De todos modos, están pensados para que no tengas que ser un experto en la magia, así que ánimo y ponlos a prueba en tu próxima salida.

Carta autodescubierta

 

Carta autodescubierta

Este truco es muy sencillo de realizar, no requiere de memorizar cartas, aunque sí un poco de picaresca a la hora de realizarlo.

  • Comienza el truco pidiéndole a alguien que escoja una carta del mazo y la memorice unos segundos.
  • En ese momento, dale la espalda con la excusa de que no puedes ver su carta y pon la primera carta del mazo en el fondo de la baraja dada la vuelta.
  • Ponte de frente ya con el mazo en la mano y dile al voluntario que introduzca la carta en la baraja (a ser posible que no lo coja él/ella).
  • A continuación, extiende el mazo. La única carta que quedará boca arriba es la que se acaba de introducir en la baraja.

*Nota: El truco está en que el mazo está boca arriba, pero lo disimulas con la carta que pones cambiada al principio.

La carta chivata

Es un truco muy parecido al anterior, pero no requiere de esconder cartas y es una buena manera de conseguir por ejemplo, unas bebidas gratis si se sale de fiesta.

  • Baraja primero las cartas delante de quien quieras hacer el truco.
  • Pídele que escoja una carta sin tu mirar cual es, y la memorice.
  • Parte el mazo en dos, y memoriza tú la última carta que tiene la baraja (la que está en el fondo).
  • Dile que ponga su carta encima de una de las mitades que has cortado, que será la correspondiente a la parte alta de la baraja.
  • Ahora, con la carta del espectador encima, pondrás la otra mitad, en la que se encuentra la carta que tu ya has memorizado previamente.
  • Solo tendrás que echarle algo de teatro, simulando pasar las cartas y contándole que vas a detectar la carta en cuanto la toques.
  • Una vez gires la “carta chivata” que estaba en el fondo que has cortado, sabrás que la siguiente carta será la del espectador.
  • Puedes incluso dejarlo más desconcertado girando más cartas y diciéndole que la siguiente carta que girarás será la suya.
  • Haces el amago de girar una carta errónea, pero en su lugar giras la carta del espectador boca abajo, que ya hace rato que está en la mesa.


¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
3.219 votos, promedio: 4,00 de 5
Cargando…